Invitada especial: la hermana de la novia

El día que tu hermana te dijo casi en secreto que se iba a casar te emocionaste mucho y comenzaste a imaginar la boda perfecta, lo feliz y radiante que iba a estar tu hermana de novia. Ser la hermana de la novia no es fácil, pero les dejamos unos consejos para ayudar.

La primera regla y la más importante. El color blanco es para la novia, y sea o no sea blanco su vestido, el protocolo no permite que ninguna invitada vista de ese color, al menos de que ella lo solicite. Pero en general debemos tener claro que el blanco es para la protagonista.

Cuando elijas el color del vestido, el maquillaje y el peinado, recuerda que tu hermana es la protagonista, lo óptimo es buscar un vestido sencillo pero elegante.

Se debe de buscar un look completamente diferente al de ella ni peinado similar, ni maquillaje con los mismos tonos, ni vestido con la tela parecida.

Sería muy bueno de tu parte que le preguntes a la novia como le gustaría que sea tu vestido. Suele haber mucha complicidad entre hermanas, así que podrán disfrutar juntas el proceso de preparación de la boda.

Apóyala, ayúdala en todo lo que necesite en Guadalupe Blanco estamos ansiosos de que nos den la oportunidad de que logremos juntos que se cumpla su sueño.  Teniendo en su primera cita una asesoría profesional de imagen donde identificaremos su colorimetría y en base a ella les diremos que tonos son los que más le favorecen.

Así que sentir que te tiene a su lado y que puede contar contigo será el mejor regalo que le puedas hacer. Tranquilízala y comparte todos los momentos que puedas días antes de la boda. Te lo agradecerá y como hermana de la novia, sabrás valorar mejor que nadie cual debe ser tu papel en la ceremonia.

 

Información extraída de: http://comocombinar.com/invitada-especial-la-hermana-de-la-novia/

Agenda tu Cita

Abrir chat