De Madre a Hija

Si le preguntas a una madre qué desea para el futuro de su hija, la respuesta generalmente será la misma: que sea feliz, que encuentre el amor en un hombre maravilloso con el que pueda construir una hermosa familia. Son únicas y siempre serán las mejores. Están en las peores situaciones y en las más especiales… ¿Qué sería de nuestra vida sin ellas? A pesar de los regaños y los desencuentros, al final, tiene la razón. Por eso, si hay alguien más dichoso que la novia en su boda, es la mamá.

Y qué decir de las hermanas, esas confidentes con quien nos peleamos, compartimos todo y son cómplices incondicionales. ¿Y nuestras mejores amigas? Son las hermanas que nos regala el destino. Nuestras grandes compañeras, a pesar de las diferencias o la distancia.
Uno de los instantes más bonitos que existen, justo antes de empezar la boda; es el momento en que tu mamá, tu hermana o amiga, te ayudan a ponerte el vestido de novia. En ese momento estas con los nervios y la emoción a todo lo que da.
Prepararse para el altar y tener la dicha de que las mujeres más importantes de tu vida te ayuden a vestirte, es uno de esos momentos imposibles de olvidar.

Revista NUPCIAS, artículo “Sólo para ellas”, Agosto 2015

Agenda tu Cita

Abrir chat